Investigadores de Stanford y la detección de sismos

IN6.jpg

Investigadores de la Universidad de Stanford descubrieron un nuevo método para la detección de actividad sísmica a través del uso de las fluctuaciones en las líneas de fibra óptica. Esta tecnología permite conocer información relacionada a la magnitud y dirección de los temblores, así como medir su gravedad. La universidad experimenta con sus propias líneas de fibra óptica, las cuales se expanden sobre un circuito de 3 millas. De acuerdo con los investigadores, este método podría ser implementado fácilmente en grandes ciudades, ya que la infraestructura de fibra óptica es vasta, al contrario de las zonas rurales, en donde este tipo de redes es limitado. More Info

emailtwittersubscríbete

8bits techie8